“Es en la familia donde se fraguan los aspectos positivos de la generosidad, laboriosidad y responsabilidad que hacen posible la conformación de una empresa”, señaló el custodio de la Catedral Basílica de Aguascalientes, Raúl Sosa Palos.

Agregó que es al seno del hogar donde es posible prepararse para el trabajo conjunto, que derive en objetivos laborales en la vida diaria y en frutos temporales que nos lleven después a procurar los bienes espirituales.

Al celebrar la misa de acción de gracias por el 31 Aniversario del Día del Trabajador Textil y de la Confección, el presbítero recordó que este gremio en Aguascalientes no sólo fue impulsado y ha sido mantenido por familias dedicadas y entregadas a la actividad.

También, sostuvo, ha sido generador de una gran familia en cuyas manos se han tejido sueños, modelado objetivos y confeccionado aportaciones a la comunidad, floreciendo las virtudes y cualidades cultivadas desde el seno del hogar.

Durante su homilía ante empresarios y trabajadores del sector, sostuvo que todos aquellos otros campos que hemos también de manifestar en nuestras responsabilidades diarias, constituyen la acción de Dios y los alcances de su bendición para potenciar las capacidades requeridas, para que en el uso de las máquinas y herramientas se construya el bien de la sociedad.

Además, en el marco de la conmemoración encabezada por el director del Centro Empresarial Textil y de la Confección, Jesús Martínez Marmolejo, se destacó que en este momento son alrededor de veinte mil los trabajadores que desde sus casas y en microtalleres, pero también en pequeñas, medianas y grandes empresas, continúan preservando un gran tradición laboral y artesanal del estado.

El empresario subrayó que, si bien esta rama productiva transitó por un ciclo de bajo perfil en años recientes, no ha desaparecido y, por el contrario, los empresarios involucrados en la actividad están creciendo y otros tantos se suman al gremio a través de empresas accesorias que proveen servicios, diseño y maquinaria.

En ese contexto, Martínez Marmolejo destacó que, como antaño, la presencia y desarrollo de las mujeres en el sector textil continúa siendo fundamental para el buen desarrollo y sostenimiento de la industria, donde actualmente de prácticamente 20 mil trabajadores, la mayoría son mujeres que fortalecen la economía familiar y la actividad empresarial.