Rodeado de sus familiares y amigos más cercanos estuvo Miguel Álvarez Pacheco, al celebrar un año más de vida.
El festejo se llevó a cabo en el salón Arenalito, bajo la organización de su esposa, Martha Yuntingping, ayudada por sus hijos: Valeria, Camila y Diego.
La cita fue a partir de las 14:00 horas cuando los primeros invitados fueron llegando, dispuestos a felicitar al cumpleañero y disfrutar de ese día tan especial.
Por varias horas se prolongó el festejo, el cual brindó al festejado la oportunidad de refrendar lazos de amistad con sus allegados, de quienes recibió felicitaciones, cálidas muestra de afecto y obsequios.
Sin dejar pasar la oportunidad, sus amigos organizaron la foto del recuerdo, y entre ocurrentes bromas, colmaron de bendiciones a Miguel, quien por su gran sencillez y amabilidad, se ha ganado el afecto de sus allegados.