El Heraldo de Aguascalientes

Celebran Bodas de Rubí

Hace cuarenta años comenzó una hermosa historia de amor en la vida de Miguel Martínez de Loera y María Elena Velasco de Martínez.
Ambos arribaron a la Casa de Dios para convertirse en esposos, ahora, cuarenta años después, volvieron a visitar el recito sagrado para renovar sus votos matrimoniales, reiterando su compromiso uno con el otro, basado en el amor, el respeto, la fidelidad y la promesa de permanecer unidos hasta el final de sus días.
La capilla del Santísimo Sacramento ubicada en la Orden de las Madres Adoratrices enmarcó la ceremonia de renovación de votos donde la pareja contó con la presencia de sus familiares y amigos más cercanos, destacando la participación de su hija Lizette Gabriela.
Después de la ceremonia, la Ex Hacienda San José de los Pocitos enmarcó el brindis que se ofreció en honor de los felices esposos.