Rodeado de sus seres queridos, principalmente de sus hijos y nietos, el matrimonio formado por Gregorio López y Margarita Ortiz Soriano, renovaron sus promesas de amor, al celebrar 55 años de unión.
La misa en acción de gracias en honor al feliz matrimonio, tuvo como marco el altar de la iglesia de Nuestra Señora del Rosario, ante el cual intercambiaron nuevamente votos de amor y respeto.
La familia presente participó con sus oraciones por la felicidad de los esposos y más tarde compartió con ellos de esta maravillosa dicha de ver perpetuado su amor con el paso de los años, durante el festejo que para ellos se llevó a cabo.