Con un atuendo de princesa, Jessica de Anda Aguilar arribó a la Catedral Basílica de Nuestra Señora de la Asunción para ser partícipe de una ceremonia eucarística en su honor, con motivo de sus quince años.
La joven quinceañera se dispuso a escuchar la santa misa, para lo cual se hizo acompañar por sus padres, Juana María Aguilar Díaz y Ricardo de Anda Rangel, al igual que sus padrinos, Patricia Aguilar Díaz y Juan Antonio Bárcenas.
Tanto ellos como sus demás invitados, la colmaron de numerosas felicitaciones y por supuesto la acompañaron al convivio que más tarde se efectuó en el salón Estrella, donde la festejada abrió pista con el tradicional vals que compartió con su señor padre.