El presidente de la Comisión Estatal de Derechos Humanos, Asunción  Gutiérrez Padilla informó que se instalará un módulo en la Feria Nacional de San Marcos, justo a un lado de la Base Volcán, donde son concentrados los detenidos, lugar en el cual también se instala una Agencia del Ministerio Público.

Es así como se tiene presencia por parte de la comisión dentro del perímetro ferial para atender cualquier posible queja por alguna actuación que implique que los derechos humanos fueron vulnerados. Aclaró que este tipo de violaciones no solamente pueden ser cometidas por policías, sino por cualquier autoridad en otra materia.

Respecto a los cuerpos de seguridad, explicó: “A veces hablamos más de los malos policías que de los buenos, pero también hay muy buenos policías que prestan un gran servicio a la sociedad. De repente esa función se sataniza y parece que todo lo que se hace ahí está mal. Pero no; son muchos de los que nunca ha existido alguna queja”.

Sin embargo, Gutiérrez Padilla reconoció que hay casos en los que el policía se excede en el cumplimiento de su deber al establecer el orden y al someter a aquellos que lo alteran; “el sometimiento no debe rebasar los límites que lo lleven a violar derechos fundamentales como la integridad corporal, que es una de las que luego se violentan”.

Finalmente, explicó que esto sucede porque los procesos de detención no tienen protocolos, y al tener que hacer la detención “a su real saber y entender”, se suscita en ocasiones la violación a Derechos Humanos y por consecuencia las quejas ante la Comisión.