Claudia Salazar
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- Ayer por la mañana, el Presidente Andrés Manuel López Obrador se pronunció en contra de aumentar el costo de los derechos de uso de agua en el campo y pidió a los legisladores rectificar su decisión.
Horas más tarde, el diputado sonorense de Morena, Carlos Javier Lamarque, acató la orden y pidió eliminar su propia propuesta de la Ley Federal de Derechos, tras reconocer que puede afectar a pequeños y medianos productores.
«No queremos que aumenten los impuestos (…) estoy haciendo un exhorto al Congreso, pero son libres ¿eh? Estoy dando a conocer mi punto de vista», dijo el Presidente en su conferencia mañanera.
Después, el diputado Lamarque dijo que decidió «rectificar», al darse cuenta del impacto que tiene la medida.
Aunque advirtió que eliminar la propuesta tendrá un impacto de 585 millones de pesos menos en los cálculos de la Ley de Ingresos de la Federación.
Previamente, la Gobernadora de Sonora, Claudia Pavlovich, había alertado del grave impacto a los agricultores y envió una iniciativa para exhortar al Senado para frenar el aumento en los derechos del agua.
Expuso que sólo en Sonora se siembra un promedio anual de 520 mil hectáreas y el alza representaría un duro golpe a la economía de su estado.