Una familia originaria de San Luis Potosí fue víctima de una extorsión telefónica y depositaron 40 mil pesos a los extorsionadores, tras creer que tenían secuestrada a una mujer y a sus dos hijos que radican en Aguascalientes.
Tras un trabajo de investigación por parte de agentes del Grupo Anti-Secuestros de la PME, se logró localizar en el municipio de Calvillo a la mujer y a sus hijos.
Todo se originó cuando una mujer que vive en San Luis Potosí, comenzó a recibir llamadas telefónicas donde le manifestaban que tenían secuestrada a su cuñada y a sus dos sobrinos, los cuales radican en Aguascalientes. Para poder liberarlos, pedían una fuerte suma de dinero en efectivo.
La mujer logró reunir 40 mil pesos y los depositó en Bancoppel de la ciudad de San Luis Potosí. Sin embargo, al seguir sin tener contacto con sus familiares, decidió trasladarse a Aguascalientes y presentar una denuncia penal en la Unidad Especializada del Combate al Secuestro de la FGE.
Mientras agentes del Grupo Anti-Secuestros de la PME iniciaron la búsqueda de las víctimas, el área de Inteligencia procedió a realizar la investigación y con el uso de las herramientas y la tecnología de vanguardia en comunicación con la que cuenta la FGE, se logró rastrear el teléfono celular de la víctima hasta el municipio de Calvillo, donde se logró el rescate de la mujer y sus dos hijos quienes estaban en un hotel ubicado por la Central Camionera.
La víctima de este secuestro virtual argumentó que recibió una llamada de los extorsionadores, quienes le refirieron ser integrantes de un cártel de la delincuencia organizada. Le ordenaron que se hospedara en un hotel de Calvillo y que no colgara el teléfono ni contestara alguna otra llamada, ya que de lo contrario la iban a matar a ella y a sus pequeños hijos.