Francisco Rivas
Agencia Reforma

PUEBLA, Puebla.- Una fuga en un ducto de Pemex, provocada por tomas clandestinas de huachicoleros, obligó a la evacuación de cientos de habitantes de varias colonias de la capital de Puebla.
El siniestro inició desde la madrugada del miércoles en Avenida 104 Poniente y Camino a Tlaltepango, una zona cercana a la Central de Abastos.
Elementos de Protección Civil de Puebla y de Seguridad Pública iniciaron la evacuación de residentes de las colonias Vicente Guerrero, Villa Frontera, San Pedro, Villas del Márquez, Villas San Gregorio, y Venustiano Carranza, entre otras.
El director de Protección Civil municipal, Gustavo Ariza, informó que mil 200 familias de la unidad Infonavit Villa Frontera fueron evacuadas durante la madrugada.
Ariza explicó que personal del cuerpo de Bomberos llegó a la zona y lanzó chorros de agua pulverizada para controlar la nube de gas.
Explicó que los trabajos para eliminar la nube de gas podrían llevar más de cuatro horas, pero la situación de peligro puede durar varios días.
“Ya hay personal de seguridad de Pemex que va a trabajar para controlar la fuga; por el momento, bomberos envían chorros de agua pulverizada para contenerla”, dijo el funcionario.
Tanto en la Central de Abasto de Puebla como en plazas comerciales aledañas se suspendieron las actividades.
La Secretaría de Educación estatal suspendió las clases en escuelas ubicadas en el perímetro del siniestro.
“Exhortamos a cerrar llaves de paso de gas, evitar el uso de drones para sobrevolar la zona y seguir las indicaciones de las autoridades” escribió Protección Civil estatal en Twitter.
Luego de operadores de Seguridad Física de Pemex cerraron las válvulas del ducto que cruza al norte de la capital poblana, la fuga permaneció varias horas hasta que el tramo de ducto se vaciara.
El Gobernador de Puebla, el panista Antonio Gali, informó que Protección Civil estatal y de la capital ya atendían la fuga.
“Estamos trabajando para controlar una fuga en un ducto de gas al norte de la ciudad de Puebla, con apoyo de bomberos municipales, ocasionada por supuesta toma clandestina; por seguridad, Protección Civil estatal ha evacuado las zonas aledañas”, escribió Pemex en su cuenta de Twitter.
En el punto de la fuga permanecían desplegados más de 100 elementos entre bomberos, policías municipales y estatales, así como de Protección Civil Municipal.