Mayolo López
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- La publicación de la boda de César Yáñez en la portada de la revista ¡Hola! provocó inconformidad hasta entre los más añejos colaboradores del Presidente electo, Andrés Manuel López Obrador.
Rafael Barajas, perfilado como dirigente de la escuela de cuadros de Morena, calificó de “dislate” la aparición del evento en la revista de sociales.
“¿En qué está pensando César Yáñez? Yo creía que sus críticos exageraban. Debo confesar que yo no había captado la magnitud del dislate y la frivolidad hasta que vi la portada de el ¡Hola!”, tuiteó.
El historiador Pedro Salmerón criticó que el colaborador más cercano de López Obrador consintiera aparecer en una publicación clasista y racista.
“Si la boda fue de postín, muy su gusto y muy su vida privada… Salir en portada de una revista que reproduce las formas más añejas del clasismo y del racismo sí me parece un error en un dirigente de izquierda”, indicó.
El perredista Jesús Zambrano cuestionó que el Presidente electo justificara la publicación aduciendo que cada individuo es responsable de sus actos.
“Por lo visto, el mensaje de las escaleras y el barrido ‘de arriba para abajo’ no está siendo aceptado en el círculo cercano a @lopezobrador_ #BodaFifí”, escribió en Twitter.
La senadora panista Xóchitl Gálvez reprochó que el colaborador del tabasqueño no sea congruente entre lo que dice y lo que hace sobre sus propósitos de austeridad.
“Puede ser que sea su dinero, puede ser que se lo hayan ganado a lo largo de la vida, pero si estás mandando un mensaje de que quieres ser un Gobierno austero, no lo representas”, indicó.
Gálvez reconoció que la mayor queja que tienen los ciudadanos hacia la clase política es la incongruencia entre lo que dicen y lo que hacen.
“Sí hay un tema de incongruencia. Yo, a lo mejor sí soy fifí, soy empresaria y me he ganado mi lana trabajando como ingeniera, pero tampoco soy ostentosa: no vivo en una residencia de Las Lomas”, sostuvo.
En contraste, el hijo mayor de López Obrador, José Ramón López Beltrán, señaló que los colaboradores del Presidente electo no son frívolos como los del régimen saliente.
“Es interesante ver cómo están empezando a buscar y señalar con ansiedad, angustia y desesperación todos esos mínimos detalles y pequeños recovecos para argumentar que los políticos que van ayudar a transformar México son frívolos como los del régimen corrupto que ya termina. Calma”, indicó.