Causa admiración

CDMX.- Angelina Jolie se da tiempo para cumplir con sus tareas como enviada especial de la Agencia de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) y con sus compromisos cinematográficos.
En medio de rumores sobre grandes dificultades legales con su ex pareja, Brad Pitt, y problemas de salud derivados de su delgadez, la actriz es motivo de admiración por parte del equipo de «Those Who Wish Me Dead», cinta que filma en Albuquerque, Nuevo México.
Y es que la estrella tiene fascinados al actor y director Taylor Sheridan (Muerte Misteriosa) y a sus colegas Nicholas Hoult y Jon Bernthal con su entrega en las secuencias de acción que ha realizado como una experta en supervivencia que debe proteger a un adolescente que fue testigo de un brutal asesinato. (Staff/Agencia Reforma)