El Colegio de Abogados de Aguascalientes se pronunció a favor del endurecimiento de penas para quienes se dedican a la compra-venta de facturas, como un acto simulado del delito de defraudación fiscal.

También, planteó la necesidad de reformar el Artículo 19 de la Constitución para que esta actividad ilícita sea catalogada como grave e implique prisión preventiva contra sus autores.

Asimismo, propuso que quienes son utilizados como prestanombres, a veces coludidos por ignorancia, sean tratados como testigos protegidos si coadyuvan a la detección de los autores intelectuales y materiales de estos ilícitos.

En conferencia ante el pleno del Consejo Coordinador Empresarial del Estado, el gremio de litigantes, a través del maestro Salvador Aguirre, indicó que estas tres acciones serían orientadas al combate de este fenómeno que crece en todo el país y causa un enorme daño a la economía nacional, por el exponencial delito de defraudación fiscal que se está cometiendo.

En ese sentido, recalcó la necesidad de tener una política criminal fiscal más dura que incremente penas que en este momento son muy bajas para el tipo de delito que se comete y las consecuencias que genera.

También, se tiene la necesidad de que se aplique prisión preventiva oficiosa como una medida que frene de tajo las acciones de organizaciones criminales que están dedicadas a la compra-venta de facturas, por lo menos hasta el juicio.

Y respecto de los testigos protegidos, consideró que así deberán ser tratados aquellos que sirven de prestanombres a los autores materiales e intelectuales de la defraudación y que usan a personas conocidas o con poca preparación para la constitución de empresas fantasmas a través de las cuales se defrauda al fisco.

“Si ellos ayudan a desmantelar a los verdaderos organizadores del crimen, deberán recibir alguna prerrogativa, pues de lo que se trata es de salvar la recaudación que el país debe tener de ISR e IVA”.

Cuando ello no sucede de acuerdo a las previsiones de la autoridad, los programas sociales se ven afectados y el Gobierno aplica alzas en otros impuestos para tratar de balancear sus ingresos y gastos.

“Es momento entonces de plantear nuevas estrategias y a través de ellas buscar soluciones para un flagelo que está golpeando fuertemente a la economía nacional y también a la base cautiva de contribuyentes, que son los que terminan pagando todo”.

¡Participa con tu opinión!