Proponen sanciones a representantes populares para terminar con el tortuguismo legislativo. Juan Antonio Martín del Campo, candidato al Senado de la República por la coalición “Por México al Frente”, adelantó que de llegar a la cámara alta junto a Martha Márquez Alvarado –su compañera de fórmula–, propondrá una iniciativa para sancionar a los diputados federales y senadores que incumplan con sus obligaciones: como los nombramientos de fiscales, o la aprobación de leyes secundarias, pues por cuestiones políticas, en muchas ocasiones incumplen con los tiempos establecidos para llevar a cabo estas labores.

Manifestó que sólo imponiendo sanciones podría evitarse que por capricho de algunos líderes o grupos parlamentarios, se traben este tipo de decisiones; agregó que estas amonestaciones dependerán de la gravedad de la falta, pero tentativamente podría establecerse la retención de un mes de salario en caso de incumplimiento.

Antonio Martín del Campo reconoció que la ciudadanía ya está cansada de que haya constantes rezagos en el trabajo legislativo, pues diputados y senadores se desentienden de sus obligaciones; añadió que por ello, ésta será una de las primeras iniciativas que estarán presentando en el pleno del Senado.

Comentó que también analizan proponer estas sanciones a los legisladores que no regresen a sus distritos, pues es necesaria una retroalimentación con los ciudadanos para conocer todas sus inquietudes y poder dar respuesta puntual a cada una de ellas; precisó que para ello también propondrá el programa “Tu senador cerca de ti”, que serán reuniones con colonos todos los lunes.

Finalmente, el candidato al Senado de la República por la coalición “Por México al Frente” indicó que para los servidores públicos que incurran en el delito de peculado propondría la “muerte civil”, para que no puedan ejercer en el servicio público de por vida en ningún nivel de gobierno; de igual manera a aquellas empresas que se presten al tema de corrupción, ya no podrán ser proveedores del gobierno.

¡Participa con tu opinión!