“La ingeniería espacial está tomando una nueva fuerza ya que ahora no depende tanto del dinero de los gobiernos sino de las empresas y emprendedores…”

Cassandra Posada García es una joven aguascalentense, quien a sus 29 años de edad estudia una maestría en Ingeniería Espacial en la Universidad Técnica de Berlín y junto con compañeros de otros países desarrollan un proyecto en Alemania para el mejoramiento de los satélites que se lanzan al espacio, además de promover entre los niños y jóvenes el gusto por las tecnologías.

Cassandra Posada trabaja en conjunto con estudiantes de la India, Estados Unidos, Corea del Sur, Irlanda, Indonesa y Sudáfrica en el desarrollo de un picosatélite, llamado Cube Sat, que consiste en un cubo de 10x10cm y dentro del cual desarrollan un nuevo sistema de control de altitud que consiste en unos ductos con un líquido que al moverse van a ayudar a controlar al satélite.

“Con este experimento nosotros planeamos comprobar que se pueden utilizar fluidos como sistemas de control de actitud de los satélites. Si funcionan, podrían utilizarse a gran escala para otros satélites y eso salvaría mucho espacio y si tú logras utilizar al máximo el espacio dentro de un satélite eso te va a ayudar económicamente para tus experimentos”.

Con gran orgullo, Posada García dijo ser la única aguascalentense y mexicana en dicho proyecto en Alemania, luego de que desde abril pasado comenzó a estudiar su maestría. Terminó sus estudios de bachillerato en Aguascalientes y se mudó a la capital del país para continuar en el Instituto Politécnico Nacional la carrera de Ingeniería Aeronáutica. Tras concluir trabajó durante muchos años en el diseño de vehículos para la empresa General Motors lo que le permitió viajar a varias partes del mundo, sin embargo siempre tuvo la curiosidad por las cuestiones del espacio.

Cassandra Posada hizo solicitud ante el Conacyt este año para concursar por una beca, pero hubo muchas aplicaciones a doctorado para Alemania y no quedó seleccionada. Sin embargo, quiso aplicar en las becas del estado de Aguascalientes pero ya habían cerrado, por lo que continuará en su empeño para conseguirla en el 2018.

Por lo pronto, hace unos días Cassandra Posada estuvo en el Secundaria General 3 Congreso de Anáhuac, donde realizó sus estudios para compartir entre los jóvenes su experiencia y animarlos en los temas de la ingeniería espacial. “En México no tenemos gran desarrollo en ingeniería espacial. Hay una Agencia Espacial Mexicana pero no hay muchos proyectos y ahora la ingeniería espacial está tomando una nueva fuerza ya que ahora no depende tanto del dinero de los gobiernos sino de las empresas y emprendedores que empiecen a crear sus ideas de cómo pueden mandar algo al espacio y tener un valor comercial”, finalizó.