Los desarrolladores de vivienda en Aguascalientes sí están preparados y con capacidad instalada suficiente para generar la oferta habitacional necesaria en caso de que se trasladen a esta entidad familias de trabajadores de alguna dependencia federal.
Su presidente, Antonio Rodríguez Mireles, consideró que de concretarse la propuesta del presidente electo de descentralizar el gobierno federal, serían más los beneficios que los conflictos los que generaría la reubicación de su personal en Aguascalientes.
En entrevista dijo que el sector ve con buenos ojos que llegue a concretarse este plan ya que todas las entidades a las que llegara una institución gubernamental, verían reactivada su economía en prácticamente todas las aéreas productivas.
En el caso concreto de Aguascalientes, expresó que ojalá en vez de Conade viniera otra, que fuera más grande, porque el éxodo de familias hacia la ciudad implicaría no sólo crecimiento en el sector vivienda, sino en la economía en general.
Recordó que actualmente, la aportación del sector en la dinámica económica del estado ya es importante pues equivale a más de cinco mil millones de pesos anuales, derramados en lo local.
Nada de lo que existe en Aguascalientes se compra en otro lugar porque todo gasto en fletes repercute en costos, además de que en el estado se encuentra la calidad exigida por los constructores de vivienda, así como el personal, insumos y servicios necesarios para trabajar, agregó.
Además, la descentralización implicaría apoyos o condiciones especiales para trabajar y de no ser así, los desarrolladores de vivienda buscarían los mecanismos necesarios para generar las unidades suficientes y necesarias para la oferta que estaría creciendo.
Rodríguez Mireles indicó que un cambio de tal naturaleza, independientemente del número de familias en éxodo, supondría necesidades de vivienda en diferentes niveles, desde lo social, hasta lo residencial, de tal manera que todos saldrían beneficiados.

¡Participa con tu opinión!