En virtud a su inoperatividad es que los fondos Asunción y Aguascalientes tendrán que ser extinguidos, el problema es que arrastran una cuantiosa cartera vencida desde hace unos 2 sexenios y es lo que ha impedido dar agilidad legal al trámite de intención.

Esto lo dio a conocer el secretario de Desarrollo Económico, Manuel Alejandro González Martínez, quien informó que el Fondo Asunción tiene una cartera vencida de 4 millones 450 mil 650 pesos, en tanto que el Aguascalientes es de 103 millones 350 mil 453 pesos, deuda que requiere también su administración.

Por lo pronto con esos fondos no se tiene ningún trabajo y el personal con el que se cuenta se dedica solamente a tratar de lograr alguna recuperación, lo cual se ha tornado complicado sobre todo para aquellos que obtuvieron el apoyo por parte del Fondo Asunción y que prestó montos de entre los 5 mil a los 20 mil pesos con garantías que fácilmente se depreciaron.

No obstante, en donde están dedicados a lograr algún acuerdo con empresarios morosos que en su momento fueron apoyados, es con los que fueron integrados en el Fondo Aguascalientes, a los que se les prestó con montos de entre 400 mil y 500 mil pesos.

Aunque cada vez se torna más complicado sanear ambas carteras, de ahí que un segundo plan es que en caso de no lograrlo, los acreditados de esos dos fondos serían pasados a la cartera del Progreso o Sifia, pues la intención es lograr la extinción de ambos aparatos burocráticos este mismo año.

“No queremos tener tantos fideicomisos abiertos, pues en todos se invierte en su funcionamiento y operación, ya que todos tienen personal, pues aunque no tengan bienes debe al menos administrarse la cartera”.

González Martínez comentó que la cartera vencida más difícil de recuperar podría ser la de menores montos, como son los del Fondo Asunción, ya que por la cantidad que se les facilitó, se les pidieron garantías endebles y ahora esas han perdido valor, “al estar más garantizados ahora se hacen de difícil cobranza”.