Al aprobar que la Violencia Digital sea incluida en el catálogo de delitos del Código Penal para el Estado de Aguascalientes, que llevó también a la reforma de la Ley de Acceso a una Vida Libre de Violencia, se integra como delito autónomo la intromisión indebida a la intimidad, el acoso digital, virtual o electrónico y se sancionará con uno y hasta cuatro años de prisión a quien lo cometa.

Durante la sesión del pleno legislativo ayer, quedó aprobado por los 25 diputados presentes en la asamblea -aunque dijeron, también tiene el aval de los dos ausentes, Mario Armando Valdez y Juan Manuel Gómez-, el dictamen conjunto formulado por las comisiones de Justicia y de Equidad de Género e Igualdad Sustantiva, en el que se indica que además de cárcel, tendrá que pagar de 300 a 600 días de multa quien incurra en el delito.

La transgresión consiste en difundir, compartir, manipular o comercializar contenido videográfico y auditivo en el que se exponga información confidencial privada o imágenes de genitales y actos sexuales o eróticos, sin el consentimiento y que vayan en contra de la dignidad e intimidad de la persona.

Las modificaciones al Código Penal también consideran que hay violencia digital cuando alguien amenace, provoque o insulte a una o más mujeres, mediante la utilización de cualquier medio tecnológico y vulnere su libertad, dignidad y desarrollo psicosexual.

Cabe mencionar que esta reforma fue impulsada por las 14 diputadas que integran la actual legislatura local, quienes contemplaron que el Consejo Estatal para la Erradicación de la Violencia de Género contra las Mujeres, haga campañas de concientización entre las dependencias de Gobierno y a su vez las difundan a la población en general, para fomentar el uso adecuado de las tecnologías de la información y comunicación.

En su intervención, la diputada Elsa Amabel Landín expresó que el delito que ahora está catalogado en el Código Penal, va más allá de compartir fotografías, memes o el famoso pack de mujeres, pues se ha incluido el acoso digital, virtual o electrónico; “ya no será una broma compartir fotografías que denigren a las niñas, niños y a las mujeres, será un delito que debe ser sancionado y debemos vigilar que esto se termine y no sea más normalizado”.

Por su parte, Natzielly Rodríguez subrayó que lo aprobado fue producto del consenso, la voluntad y el entendimiento que prevalece en el Congreso local; “se ha dejado claro ejemplo de que se legisla a favor de las personas y se han dejado de lado los intereses políticos o de particulares”.

Finalmente, expuso que es necesario no dar marcha atrás en la lucha para castigar cualquier tipo de violencia hacia las mujeres, pues por lo que se refiere a la de tipo digital, no sólo ha provocado daño emocional, sino también ha sido causante de suicidios, y “debemos propiciar que las mujeres vivan en libertad y sin discriminación”.