Un impresionante accidente automovilístico se registró ayer por la mañana en el interior del paso a desnivel que se ubica en la avenida Aguascalientes Oriente y cruce con avenida Gabriela Mistral, que dejó como saldo una persona gravemente herida y cuantiosos daños materiales.
En el percance se vieron involucrados cuatro vehículos, entre ellos un taxi, que fue el más afectado, ya que su conductor quedó atrapado entre los fierros retorcidos, por lo que tuvo que ser rescatado por elementos de Bomberos del Municipio de Aguascalientes.
Fue alrededor de las 08:00 horas de ayer, cuando se reportó que en el interior del paso a desnivel ubicado en la avenida Aguascalientes Oriente y cruce con avenida Gabriela Mistral, se había registrado un choque tipo “carambola” entre cuatro vehículos y se requerían los servicios de emergencia.
De inmediato se trasladaron al lugar señalado varios elementos de la Policía Vial y de la Policía Municipal, así como paramédicos del ISSEA y elementos de Bomberos del Municipio de Aguascalientes.
Y es que en el interior de uno de los vehículos involucrados, un taxi Nissan Tsuru, con número económico 2596, estaba atrapado el chofer de nombre Ismael, de 60 años de edad, quien resultó gravemente herido.
Debido a ello, los Bomberos del Municipio se dieron a la tarea de liberarlo, para lo cual utilizaron el equipo hidráulico conocido como “quijadas de la vida”.
Se estableció que el percance vial se originó por el exceso de velocidad en la que se desplazaba una camioneta Nissan pick up, color blanco, conducida por un individuo de nombre Jaime Rafael, de 48 años.
La camioneta circulaba por la avenida Aguascalientes en dirección de norte a sur, cuando al ingresar al paso a desnivel que se ubica en el cruce donde inicia la avenida Gabriela Mistral, por el exceso de velocidad fue a impactarse por alcance contra cuatro vehículos que estaban momentáneamente detenidos en fila, ya que el semáforo que se ubica a la salida del puente les marcaba luz roja.
Los otros dos vehículos involucrados y que afortunadamente sólo resultaron con daños materiales, fueron un Chevrolet Chevy y un Nissan Sentra. Los conductores Ignacio Amador, de 52 años de edad y Rocío, de 47 años, respectivamente, resultaron milagrosamente ilesos.
El taxista lesionado fue trasladado a recibir atención médica a la Clínica número 2 del Seguro Social.