Elementos de diversas policías municipales fueron incorporados a capacitación sobre medicina táctica que les permita responder a situaciones de emergencia, como atender victimas de accidentes o de ataques con armas de fuego, en tanto llegan los servicios de urgencias médicas.
Al respecto, el secretario de Seguridad Pública del Estado, Porfirio Sánchez Mendoza, explicó que con el apoyo del Instituto de Servicios de Salud, un total de 24 agentes recibieron formación intensiva en el tema.
Los aprendices pertenecen a corporaciones de los municipios de Pabellón de Arteaga, Calvillo, Jesús María y Asientos y la formación recibida deberán multiplicarla en sus corporaciones para que el grueso de elementos sepa qué hacer y qué no hacer ante una situación crítica.
El funcionario subrayó que el objetivo es que los elementos municipales cuentan con las herramientas necesarias para realizar sus labores cotidianas y además puedan dar respuesta ante situaciones de emergencia.
Y es que como primeros respondientes arriban al lugar de un siniestro y se encuentran con que hay personas lesionadas que requieren de atención inmediata, pero deben esperar a que lleguen paramédicos, médicos y personal afín para que proceda de manera adecuada.
Ante tal realidad se decidió que ellos mismos estén preparados para brindar atención básica pero que es relevante cuando hay una o varias personas lesionadas y que puede hacer la diferencia en su evolución, en tanto llegan los servicios especializados en urgencias médicas.
Los policías fueron instruidos sobre cómo actuar para realizar el rescate de personas de manera segura, dependiendo de las condiciones en las que se encuentren, como atender una fractura y hasta una herida de bala.
Esto último también con la finalidad de apoyar a un compañero en caso de participar en un escenario de intercambio de fuego, lo cual es una posibilidad a la que hay que saber responder en forma eficiente, concluyó.