En una caótica jornada partidista que contrastó porras de apoyo con descalificaciones contra los llamados “chapulines”, acarreados, aspirantes multicolores y hasta algo de circo, el Movimiento Regeneración Nacional llevó a cabo ayer el registro de decenas de precandidatos a las alcaldías de la entidad.
La logística del evento programado a partir de las once horas y que contempló espacio de 60 minutos para el registro de los aspirantes de cada municipio del Estado, se salió de las manos de la Comisión Nacional de Elecciones.
Y es que los integrantes de este organismo optaron por acuartelarse en un salón de fiestas del norte de la ciudad para recibir de cinco en cinco a los aspirantes a las alcaldías y sindicaturas de los diversos ayuntamientos.
El procedimiento rebasó los tiempos previstos y por supuesto la capacidad de quienes al interior del recinto recibían los documentos de los interesados en abanderar a Morena en las próximas elecciones del 2 de junio.
Así, decenas de aspirantes con cientos de simpatizantes que llevaron como apoyo, saturaron la calle donde prevaleció el desorden, el desencuentro entre grupos de acompañantes y la Comisión Nacional de Elecciones nunca dio la cara.
La desorganizada jornada de registro se prolongó por horas y al respecto el delegado especial de Morena, Cuitláhuac Cardona responsabilizó de ello a quienes vinieron de oficinas centrales a cumplir una función que “definitivamente los rebasó”.
En ese contexto, se deslindó del desorden y de la falta de datos en firme respecto de cuántos y quiénes habían desfilado a interior del salón para solicitar su registro y participar en el procedimiento interno de Morena para seleccionar candidatos.
En ese contexto, El Heraldo advirtió el registro por la candidatura a la presidencia municipal de Aguascalientes de los empresarios Eustacio «Tacho» Álvarez y Arturo Ávila; así como del expriísta Gabriel Arellano y el exconvergente Oswaldo Rodríguez García.
También, el independiente Mauricio González López, el profesor Manuel de Jesús Bañuelos, los legisladores Natzielly Rodríguez Calzada y Heder Guzmán, así como Karola Macias, Gloria Ceja y Salma Luévano, entre otros.