Con la existencia de setenta mil vientres en agostadero de ganado bovino en Aguascalientes, este año el 70% de ellos han procreado becerros, cuya cifra resulta significativa para el estado de Aguascalientes, al estar por encima del promedio nacional de 50%, informó el presidente de la Unión Ganadera Regional Hidrocálida, José de Jesús Guzmán de Alba.

“Es urgente que las autoridades agropecuarias federal y estatal no se confundan más con que el sector agropecuario recibe apoyos sociales, no, el apoyo al campo es para producir, aquí ya no se regala nada, se aporta para generar actividad económica y desarrollo social”, recalcó.

Además, aunque se registra una temporada pluvial, la cual apenas va a un 60% de las necesidades del vital líquido en el estado, el dirigente de la UGRH demandó a delegación de la Sagarpa su apoyo para la adquisición de 400 cisternas con remolque para llevarlas a los agostaderos, cuya infraestructura debe existir allá y no estar sujetos a declaraciones de sequía prolongada.

Aseveró que el sector ganadero ya no quiere vivir condiciones críticas para que la autoridad agropecuaria federal instrumente programas que favorezca a los productores. Cada cisterna y remolque cuesta 500 mil pesos, donde se solicita que la aportación federal sea del 50% e igual porcentaje por parte de los productores.

“Aquí deberán entrarle con dinero los productores, los tiempos de la gratuidad han acabado, porque sólo se prestan a la corrupción, entonces aquí los que necesiten de esas cisternas deberán demostrar su interés aportando de sus propios recursos a favor de sus ranchos ganaderos.

En entrevista con El Heraldo, el dirigente de la UGRH señaló que el ciclo natural de nacimientos de becerros se registra en este tiempo, donde los destetes se realizarán durante los meses de octubre o noviembre próximos, y precisamente ahora en que las vacas y los sementales se encuentran fuertes y bien comidos es la temporada de apareamiento.

“Los nacimientos este año se han rezagado un poco a causa de la insuficiencia de lluvias, ya que se está a un 60% de lo que debería de llover en el estado, y prácticamente queda un mes de temporada pluvial, lo que permitirá que los animales tengan suficientes crías en nueve meses”.

El tiempo normal de nacimientos ya se dio, en este momento ya se encuentran de cinco o seis meses para que se desteten en los meses de octubre o noviembre próximos, y durante ese lapso se volverán a cargar las vacas, apuntó.