(EL UNIVERSAL).- El presidente del Consejo Mundial de Boxeo (CMB), Mauricio Sulaimán, señaló que Saúl Álvarez dejará un par de horas su campamento para recibir el Premio Nacional de Deportes el 22 de noviembre en Palacio Nacional.
“Estará ahí para recoger su premio, es el máximo orgullo que tiene y confirmó que vendrá”, dijo Sulaimán en entrevista telefónica con EL UNIVERSAL Deportes.
A falta de la confirmación por parte de Presidencia, “Canelo” arribaría a la Ciudad de México el día de la premiación, que encabezará el mandatario Enrique Peña Nieto.
Al terminar la ceremonia, que iniciará a las 13:00 horas, volverá a su búnker de entrenamiento en San Diego esa misma noche, ya que se prepara para enfrentar a Rocky Fielding el próximo 15 de diciembre en Nueva York, en el Madison Square Garden.
“Es un testimonio de su profesionalismo, porque estando en un campamento para una pelea de título mundial a menos de un mes, hay que reconocerle su amor a México”, consideró.
Sulaimán señaló que después de ser suspendido por dopaje, “es un premio a su grandeza y de la justicia, porque era algo terrible, se le tachó por algo que no cometió y eso limpia su nombre”.
Álvarez fue elegido como ganador del Premio Nacional de Deportes en la categoría de deportista profesional, después de haber derrotado al kazajo Gennady Golovkin el pasado 15 de septiembre.
Por ser galardonado en esa categoría, el tapatío no recibirá el premio económico, solamente un diploma.
Además del “Canelo”, también recibirán su reconocimiento la marchista juvenil Alegna González, el atleta paralímpico José de Jesús Castillo, y Samantha Terán por su trayectoria en el squash.
También se hicieron acreedores al premio los entrenadores Iván Ruiz e Ignacio Zamudio de ciclismo y caminata, respectivamente.