CDMX (EL UNIVERSAL).- Saúl Álvarez ya conoce su sanción y estará fuera de los encordados por seis meses. La Comisión Atlética de Nevada decidió suspender al peleador mexicano por seis meses, luego de dar positivo en control antidopaje por niveles bajos de clembuterol.
Dicha acción impidió que se llevara a cabo el combate entre Gennady Golovkin y “Canelo” Álvarez, el 5 de mayo en Las Vegas.
Sin embargo, existe la esperanza de que el pleito entre el kazajo y el mexicano se efectúe en septiembre.
El castigo que recibió el púgil tricolor será retroactivo en febrero y podrá ser elegible para volver a pelar a partir de agosto.
Por su parte, el peleador asiático confirmó este día que peleará ante el armenio Vanes Martirosyan, el 5 de mayo en Carson, California.