A dos años de su creación, las aulas de la Universidad Nissan cuentan ya con una matrícula de 175 estudiantes. Se trata de trabajadores de la empresa que actualmente cursan uno de los tres programas de Técnico Superior Universitario, todos ellos con Reconocimiento de Validez Oficial (REVOE) ante la SEP y con el respaldo de las autoridades locales.
Sobre la consolidación de este proyecto educativo, Armando Ávila, vicepresidente de Manufactura de Nissan Mexicana, comentó para El Heraldo que las ofertas formativas han tenido muy buena aceptación entre los colaboradores de la empresa. Explicó también que la Universidad tiene su origen en las políticas de calidad de Nissan y el deseo de ofrecer a los trabajadores oportunidades de desarrollo personal y académico, lo cual responde a sus valores organizacionales.
Son tres los programas en Técnico Superior Universitario que un grupo de trabajadores de Nissan Mexicana cursan actualmente dentro de las instalaciones de la empresa: en Mantenimiento –con una primera generación de 36 estudiantes y una segunda con 32-; en Sistemas de Producción –con 54 inscritos- y en Gestión de Calidad, con 53 estudiantes.
Ávila agregó que la Universidad Nissan representa una estrategia de la compañía por fortalecer la competitividad de la industria automotriz mexicana y es el primer modelo de universidad corporativa de este sector productivo en todo el país. Además, en el diseño y coordinación de este modelo educativo se cuenta con el apoyo de la APW, (Alliance Production Way) que es el esquema de trabajo colaborativo con el que la firma japonesa trabaja en alianza con sus aliados, Renault y Mitsubishi, así como de el Global Training Center de las Américas.
La Universidad Nissan ofrece sus programas educativos a colaboradores de la empresa que cuenten con bachillerato concluido, cinco años de experiencia y un entrenamiento previo de 15 meses.