Tu computadora es cada vez más lenta y de vez en cuando se traba pero ¿es momento de cambiarla por un modelo más nuevo? Julian Cardona, director de ventas de Intel México nos dice qué debes considerar antes de dar el salto.

Tu máquina:
– Ya no es compatible con las últimas aplicaciones: esto podría solucionarse al actualizar la última versión del sistema operativo pero si te da miedo hacerlo ante la posibilidad de que no opere correctamente después de hacerlo, es momento de darle las gracias a tu máquina.
– Es la culpable de que tu cuenta eléctrica esté por los cielos: esto es particularmente importante para los pequeños negocios. Si tus máquinas consumen mucha energía, eventualmente sería más barato cambiarlas por modelos que ofrezcan ahorro de energía y sean más potentes.
– Es muy pesada e incómoda al momento de transportarla: la mayoría de los modelos actuales, a excepción de las PCs de juego, son ligeras y ultra delgadas ¡tan solo la notebook Samsung Notebook 9 pesa menos de 1 kilogramo!, recuerda eso la próxima vez que cargues con tu máquina de 4 kilos.
– La batería no dura más de una hora: cuando tu máquina portátil ya no es tan portátil debido a que debes mantenerla conectada a la corriente eléctrica para utilizarla, más vale empezar a buscar un reemplazo, a menos que sea una falla de la pila y puedas reemplazarla con ayuda del fabricante.
– No es compatible con videos 4K: ok, esta no es una necesidad básica pero sí una señal de que tu máquina ya tiene varios añitos, especialmente al saber que la primera PC con display 4K llegó al mercado en 2014. Y seamos honestos, ya hay contenido suficiente para justificar esta tecnología en tu próxima compra.

Octava generación
La nueva línea de procesadores Intel Core i3, i5, i7 e i9 representan el cambio más grande de generación en los últimos años, pues no sólo prometen mayor rendimiento, velocidad y capacidad de procesamiento de video 4K y RV, sino que son los primeros en ser compatibles con el acelerador de memoria inteligente Intel Optane, capaz de predecir tus actividades, y con la útlima generación de tarjetas inalámbricas con la que se duplico la taza de transferencia.

¡Participa con tu opinión!