Fidel Orantes 
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- Dicen que el siete es un número cabalístico, y, en cierta medida, un halo de misterio y enigma rodeó la presentación del 90’s Pop Tour el jueves, en la Arena Ciudad de México.
Y para la séptima ocasión que se presentó el concepto en ese recinto, el espectáculo fue rediseñado por completo.
Repertorio, vestuario y escenario cambiaron para la ocasión, que congregó a 25 mil espectadores, cifra según los organizadores.
Hubo viejos conocidos: OV7, JNS, Caló, Litzy y The Sacados, quienes han formado parte del show desde el inicio, en marzo de 2017. Y se sumaron Magneto y Mercurio.
Lo que no varió fue la euforia que causaron entre los asistentes, quienes desde las 21:48 horas, cuando arrancó, no pararon de cantar y bailar uno tras otro cada tema.
La noche fue el banderazo oficial de la tercera etapa del tour y quedó documentado para lo que será el tercer CD+DVD del espectáculo, orquestado por Ari Borovoy, integrante de OV7.
Fue “Shabadabada” la primera canción del show, con la que todos los involucrados, artistas y fanáticos, movieron el cuerpo con una coreografía que la mayoría replicó.
Después llegaron otros éxitos noventeros, como “Enferma de Amor”, “El Cubo”, “Quisiera Ser Mayor”, “Bikini a Lunares Amarillos”, “Explota, Corazón” y “Enloquéceme”, mismas que permitieron que los artistas, cada uno por separado, tuvieran su momento protagónico en el evento.
Ahí se escuchó cómo Borovoy, quien solía ser el más ovacionado por mujeres y hombres, tuvo competencia, porque los gritos de euforia también llegaron para los integrantes de Magneto y Mercurio.
“De esas cosas que uno puede soñar y pensar grande, pero ya esto es una exageración, de verdad, de corazón, muchísimas gracias a todos y cada uno de ustedes por hacer esto posible”, dijo Borovoy.
Una de las modificaciones más evidentes fue la del entarimado, que si bien conserva su naturaleza de 360 grados, en un costado tiene un pequeño anexo que permite a los fans estar a escasos pasos de sus ídolos.
Lo novedoso también fue escuchar “Vuela más Alto” en la voz de Caló o “Malherido”, éxito de Magneto, interpretado por OV7.
Fue transportarse dos décadas atrás gracias a la música, y a momentos, como cuando JNS (antes Jeans) cantó junto a Mercurio, como lo hiciera el cuarteto al abrir los shows de sus compañeros hace años.
Durante tres horas la gente no paró de corear y bailar los movimientos de cada artista. Cuando sonó “Pónganse Botas, Quítense Tenis” fue un ejemplo de eso.
Tampoco dejaron de desgañitarse, sobre todo cuando el elenco masculino completo interpretó “Tremendo” y por instantes cada uno bailó sensualmente.
Emprendieron la despedida con “Vuela, Vuela”, y a las 0:40 horas dijeron “Mírame a los Ojos” con la promesa de un octavo show en el recinto de Azcapotzalco, en marzo de 2019.