Staff
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO .- Evangelina Elizondo, actriz que gozó las glorias de la llamada Época de Oro del cine mexicano, y famosa por ser la primera y más recordada voz de “Cenicienta”, el personaje de la cinta homónima de Walt Disney, falleció ayer a los 88 años.
La Asociación Nacional de Intérpretes (ANDI), organismo que informó la muerte de la actriz, cantante y pintora, no especificó las causas del deceso y sólo se limitó a expresar sus condolencias.
Participó en poco más de 80 películas, entre las que destacan Las Locuras de Tin Tan, Los Tres Villalobos, Música de Noche, El Castillo de los Monstruos y Días de Otoño.
Figuró en proyectos de televisión de éxito como Mirada de Mujer, Amores Cruzados, y antes, en El Abuelo y Yo y El Pecado de Oyuki.
Si bien la trayectoria de Elizondo, quien nació el 28 de abril de 1929 en la ciudad de México, fue exitosa, también su vida estuvo marcada por la polémica y el escándalo.
En la década de los 60 su nombre encabezó titulares de la nota roja después de que su ex esposo, Luis Paganoni, mató a tiros al entonces famoso actor Ramón Gay por un lío de faldas.
En los 90 comenzó una pugna legal contra Disney, porque esta empresa decidió suprimir su doblaje de la Cenicienta y dejó de pagarle derechos. El conflicto nunca se resolvió.
Hace cinco años se desempeñó como Secretaria de Trabajo y Conflictos de la Asociación Nacional de Actores (ANDA), y tras denunciar algunas irregularidades fue expulsada. Demandó a los responsables y ganó.
Hasta el cierre de esta edición no se había informado el destino de los restos de la actriz, quien por más de dos décadas enseñó pintura.

¡Participa con tu opinión!