La Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) estima que en el peor escenario la cancelación del Tratado de Libre Comercio (TLC) con Estados Unidos impactaría negativamente al Producto Interno Bruto (PIB) de México hasta en 1.1 por ciento.

Alicia Bárcena, secretaria ejecutiva de la Cepal, afirmó que ese es uno de los análisis que realizan con mayor fuerza.

“(Son) varios escenarios, qué pasaría si concluye, si se moderniza pero siguen aumentando las exportaciones, qué pasa si se mantiene el TLC con ajustes proteccionistas y poco grado de modernización, qué pasa si el TLC se cancela y nos vamos a la nación más favorecida de la OMC (Organización Mundial de Comercio), qué pasa si se cancela y no nos vamos a la nación más favorecida”, explicó la funcionaria de las Naciones Unidas.

“En todos estos casos, excepto en el uno, que es el menos probable, que es el optimista, en todos los casos hay pérdidas en el PIB, el moderado es de -0.2 por ciento del PIB, el pesimista es de -0.6 del PIB y el extremo, donde nos va como en feria, es de -1.1 por ciento del PIB”.

Bárcena destacó que la Cepal tiene claro que existe una conexión entre la disminución del PIB en una nación y el crecimiento de la pobreza que enfrenta, y en particular sobre México indicó que un tema que sigue siendo preocupante es la distribución del ingreso en los hogares.

“O sea, la diferencia entre el quintil uno (el sector más pobre) y el quintil cinco (el sector de mayores recursos) en relación a ingresos”, aclaró.

Ante la reforma fiscal aprobada en Estados Unidos, Bárcena consideró que México sigue siendo competitivo y atractivo para las empresas.

“Hay otros factores que lo hacen atractivo, obviamente México tiene que hacer un análisis de sus impuestos corporativos, que en los países de la OCDE alcanzan 24.7 por ciento, pero México sigue siendo atractivo por su ubicación, recursos, la mano de obra barata, a muchas cadenas de valor que se han establecido desde hace tiempo”, consideró.