Norma Herrera y Francisco Rivas
Agencia Reforma

PUEBLA, Puebla.- Dos hombres que presuntamente se habían robado a dos niños en la comunidad San Vicente Boquerón, en el Municipio de Acatlán de Osorio, fueron quemados vivos.
Los fallecidos fueron identificados como Alberto Flores Morales, de 53 años, y Ricardo Flores Rodríguez, de 22.
Fuentes policiacas explicaron que los sujetos llegaron a la comunidad a bordo de una camioneta y posteriomente fueron detenidos y llevados por policías a los separos.
Una turba de 150 personas sacó a los hombres para quemarlos vivos. El vehículo en que viajaban también fue incendiado.
El Gobierno del Estado indicó en un comunicado que las autoridades municipales no siguieron el protocolo establecido para atender este tipo de situaciones.
La Gobernadora electa, Martha Érika Alonso, coincidió en responsabilizar de los hechos al Gobierno Municipal.

Descarta FGE que calcinados fueran robachicos

Edmundo Tortolero
Agencia Reforma

Los hombres que fueron quemados vivos en el Municipio de Acatlán de Osorio no eran robachicos sino campesinos, así lo afirmó la Fiscalía General del Estado (FGE).
En un comunicado detallaron que, con las primeras diligencias, se descarta que hubieran participado en algún delito.
“De manera preliminar se descarta que los occisos hubieran participado en algún delito, presuntamente se dedicaban a labores del campo.
“La Fiscalía General del Estado de Puebla continúa con peritajes y técnicas de investigación dentro de la indagatoria”, señaló.
Alberto N. de 56 años y Ricardo N, de 21, fueron señalados por los pobladores de llegar a la comunidad a bordo de una camioneta con dos menores de edad, que habían presuntamente secuestrado.
Aunque las autoridades los habían detenido, los pobladores sacaron a los hombres de los separos y les prendieron fuego, por lo que fallecieron.
La FGE señaló que investigará a los responsables de los hechos.