Los tiempos de enamorar a una dama, prometiéndole todo lo imaginable con fines aviesos y luego de embarazarla tomar las de Villadiego ya son historia, porque hoy, mediante denuncia, la autoridad está facultada para llevar a cabo el análisis del ADN que permite realizar la prueba de paternidad, que de resultar positiva obliga al acusado a que asuma su responsabilidad.

Infinidad de historias se tejieron en torno a los hombres que sin recato alguno se ufanaban de tener hijos aquí y allá, lo que aun cuando era una actitud reprobable la sociedad no hacía nada por evitar el daño que causaban, y que era motivo de verdaderas desventuras familiares, cuando el padre y los hermanos de la muchacha la echaban del hogar “por haber manchado el honor de la familia”.

Novelas, películas, canciones e innumerables artículos con testimonios de las afectadas formaron parte del “entretenimiento” social por casi 60 años del Siglo XX, y que la más de las veces se culpaba a la mujer de haber caído en las redes del embaucador, lo que llevaba a otro escenario igual de lamentable, como era que el niño o niña tuviera un solo apellido, lo que marcaba su existencia, al ser señalado como “hijo natural” y por ende fuera del matrimonio. Era un estigma que arrastraba y que en ocasiones le impedía alcanzar mejores niveles de vida.

En épocas pasadas se etiquetaba a Aguascalientes como una sociedad conservadora, muy cuidadosa de las buenas costumbres, en cambio actualmente hay quienes la miran cosmopolita, más abierta en sus hábitos, sin embargo hay actitudes del pasado que no cambian, que pretenden falsear la realidad negando que en el milagro de dar vida tuvieran una participación activa.

El magistrado presidente del Poder Judicial del Estado, Juan Manuel Ponce Sánchez, informó que en 2017 hubo 116 denuncias en contra de individuos que se negaban a reconocer la paternidad, de las cuales sólo 2 fueron negativas, por lo que de las 114 restantes los involucrados tienen que enfrentar la demanda que hay en su contra para que acepten las obligaciones inherentes.

Con ello, los “correlones” en materia de amores ya no podrán escudarse en que la novia andaba “con otros”, por lo que no podían aceptar que le colgaran el “milagrito”, lo cual, aun cuando así fuere, él se encargó de la fecundación.

Ponce Sánchez explicó que el famoso ADN “se trata de un examen infalible porque el resultado que arroja otorga una certeza del 99.99%, lo cual significa que, haciendo la prueba, inmediatamente se determina quién es el padre biológico y, en su caso, se desmarca a quien no resultó serlo”.

Dejó de manifiesto que la clasificación civil tiene años de ordenar que cuando hay una demanda en contra de un varón, tiene la obligación de someterse a la prueba pericial, y en caso de negarse “la sola circunstancia del señalamiento lo convierte en padre biológico”, por lo que el juez dará por sentado que es el padre de la criatura, además que rara vez la mujer se equivoca ya que ella sabe quien la preñó, y por si fuera poco, el fallo de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), que fue emitido el pasado 7 de marzo, declara constitucional presumir la paternidad de las personas que resistan someterse a la prueba de ADN en un juicio de paternidad.

Aunque existen las condiciones legales para acabar con esta antigua tradición, es algo que seguirá presente, puesto que más de alguno recurrirá a su buena suerte para que no lo hagan pagar su desaguisado, pero cada vez son más las mujeres que no están dispuestas a mantenerse calladas, por lo que más vale evitar riesgos.

VOTO DECISIVO

En los comicios que habrá el próximo 1 de julio tendrán una participación determinante los ciudadanos que están entre los 25 y 59 años de edad, al ser más de 59 millones de los que integran la Lista Nominal de Electores (LNE).

Para esa jornada están convocados 89 millones 269 mil 526 ciudadanos, de los cuales 14 millones 774 mil 347 corresponden a quienes tienen entre 18 y 24 años; 29 millones 852 mil 252 los que están entre 25 y 39 años; 29 millones 467 mil 382, entre 40 y 59 años y, de 60 años y más, 15 millones 175 mil 545.

Aunque la totalidad de los segmentos son igual de importantes, puesto que una elección se gana o se pierde por un voto, será fundamental la presencia de quienes son mayoría ya que ellos pueden definir el rumbo, no obstante los candidatos y sus partidos deben trabajar intensamente para convencer a todos sin excepción, principalmente a quienes se muestran escépticos o los que por costumbre se abstienen de ir a las urnas.

El primer domingo de julio se elegirán 18 mil 311 cargos federales y locales, de ellos 629 son federales (1 Presidente de la República, 128 senadores y 500 diputados).

De igual manera 17 mil 882 puestos locales, esto es, 8 gubernaturas, una jefatura de gobierno, 972 diputaciones locales, 1 mil 597 presidencias municipales, 16 alcaldías, 1 mil 237 concejales, 1 mil 665 sindicaturas, 12 mil 023 regidurías y 19 regidores étnicos. Asimismo, se elegirán 24 Juntas Municipales, 24 síndicos y 96 regidurías.

En relación a las solicitudes confirmadas para votar en el extranjero, se tiene un registro de 105 mil 104, de ellas el 79% corresponden a Estados Unidos, 4.2% a Canadá y 2.7% a España, que podrán hacerlo en su lugar de residencia y en los lugares que oportunamente se dará a conocer.

Otro dato igual de importante es que se imprimirán 279 millones 576 mil 150 boletas y durante la jornada habrá 155 mil 484 mesas directivas de casillas, que serán los directamente responsables de llevar a cabo la votación, además participarán representantes de partidos en cada casilla y habrá rondas de verificadores mexicanos y extranjeros para dar certeza de lo que ocurrió durante la fecha.

Existen las condiciones para que sea una elección de participación nutrida, por consiguiente de los competidores depende que se cumpla sin contratiempos, en donde ganen los que eligió la mayoría, por lo que desde ahora tienen que fijarse como meta evitar la irracionalidad, y por el contrario, que del debate de las ideas y los planteamientos surja lo que mejor convenga al país.

SIN REMEDIO

Al inicio de cada Legislatura local se escuchan las clásicas promesas: se trabajará intensamente para eliminar el rezago y que al concluir la encomienda quede en ceros la carpeta, pero las proposiciones se van con los vientos de otoño, que es cuando entregan la curul. Por alguna razón dejan para más adelante lo que es urgente resolver, que es el caso de las reformas legales que requiere el Sistema Nacional Anticorrupción (SNA) y tampoco han constituido los órganos que componen a nivel local. Desde el 18 de julio de 2017 debieron estar listas las leyes necesarias para replicar el modelo nacional, sin embargo toda la atención está fija en su futuro político. Los órganos que deben estar debidamente constituidos son la Comisión de Selección, el Comité de Participación Ciudadana, el Comité Coordinador, la Secretaría Ejecutiva y la Fiscalía Anticorrupción. Aunque algunos de ellos están en marcha, no tienen un lugar donde trabajar, por lo que todo está como al principio. Ojalá que diputados y diputadas le dediquen un poco de su valioso tiempo a modificar la Constitución local, para que se incluya la Ley Anticorrupción, la Ley de Responsabilidades Administrativas, la Ley de Fiscalización y Rendición de Cuentas, la Ley Orgánica del Tribunal de Justicia Administrativa, la Ley Orgánica de la Fiscalía General, el Código Penal, la Ley Orgánica de la Administración Pública y la Ley de Extinción de Dominio.