Jesús Guerrero 
Agencia Reforma

CHILPANCINGO, Guerrero.- Agentes estatales y federales detuvieron a uno de los presuntos responsables de la emboscada contra elementos del Ejército en la que murieron tres soldados y tres más resultaron heridos en el Municipio de Coyuca de Catalán, Guerrero.
Se trata de un individuo identificado como Lucio “N”, quien este domingo fue puesto a disposición ante un juez que le dictó prisión preventiva por el delito de homicidio calificado.
El 8 de mayo, luego de que Abel Montúfar Mendoza, candidato priista a diputado local por el distrito 17, fue hallado muerto de tres balazos en el asiento trasero de su camioneta, un comando tomó un rancho propiedad de la víctima y de sus hermanos en la comunidad de Monte Grande.
La toma del inmueble de la familia Montúfar, al que se le conoce como “El Pozo”, ocurrió la noche de ese mismo día, por lo que supuestamente se habría recibido una llamada de alerta y elementos del Ejército se trasladaron al lugar.
En el mensaje de auxilio se dijo que los individuos armados tenían plagiado al caporal del rancho.
Los sujetos también realizaron destrozos en el sitio.
Sin embargo, poco antes de que arribaran a la propiedad, los militares fueron emboscados a balazos.
En la refriega, tres militares murieron y tres fueron heridos, entre ellos uno que todavía permanece grave.
Según el Vocero del Grupo de Coordinación Guerrero, Roberto Álvarez Heredia, el juez calificó como legal la detención, formuló la imputación y le dictó prisión preventiva a Lucio “N”.
Fuentes extraoficiales señalan que los hombres que emboscaron a los soldados forman parte del grupo que habría ejecutado a Montúfar Mendoza.
Además, indican que son miembros del Cártel de Jalisco Nueva Generación (CJNG), agrupación que ya se fusionó con Los Caballeros Templarios.

¡Participa con tu opinión!