Amelia González
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- Entre enero y mayo se registraron 167 mil 178 nuevos empleos ante el IMSS, 53.9 por ciento menos respecto a las 362 mil 878 plazas del mismo periodo de 2018.
Lo anterior, según cifras ajustadas por desestacionalización, permite hacer comparaciones más precisas.
Este es el incremento más bajo registrado desde 2009, cuando en medio de la crisis financiera se reportó una reducción de 410 mil 133 trabajadores ante el IMSS.
En mayo de 2018 se registraron 32 mil 987 plazas adicionales de empleo formal, su nivel más bajo para un quinto mes desde 2016. Se incorporaron 36 mil 509 plazas permanentes y se perdieron 3 mil 522 eventuales.
Por entidad, Nayarit tuvo el mayor crecimiento con un avance de 7 por ciento, mientras Guerrero la mayor caída, con 3.8 por ciento.
Desde el inicio de la Administración, el empleo formal reportado por el IMSS acumula 205 mil 328 plazas, una cifra inferior a los 266 mil 497 registrados en el mismo periodo del sexenio anterior.
Para Alejandro Stewens, especialista de Scotiabank, la desaceleración en la generación de empleo puede convertirse en una amenaza para el consumo, el principal pilar de la economía.