Con el nombre de Juan, de 57 años, fue identificado el cadáver del hombre encontrado el pasado domingo 31 de marzo por la noche, en un lote baldío ubicado en la privada Valle de los Reyes, justo en la parte posterior del Merendero “Los Adobes”, en el fraccionamiento Santa Anita 2ª Sección.
La Fiscalía General del Estado informó que tras recibirse los resultados de los estudios de ADN realizados en los laboratorios de Genética Forense, se confirmó que se trataba de un comerciante que estaba reportado como desaparecido desde el mes de febrero.
De acuerdo a las investigaciones realizadas por agentes del Grupo Homicidios de la PME y los trabajos forenses de la Dirección de Investigación Pericial, se estableció que esta persona se suicidó en el mismo lugar donde fue localizado. Su muerte fue asfixia por ahorcamiento, tal como ya se había informado en EL HERALDO en la edición del pasado 4 de abril.
Cabe destacar que agentes de CAPEA investigaban su desaparición, luego de que familiares presentaron un reporte en el Centro de Atención de Personas Extraviadas y Ausentes. Informaron que la última vez que lo vieron fue el sábado 16 de febrero del 2019, alrededor de las 08:00 de la mañana, cuando salió de su domicilio ubicado en la avenida Miguel Ángel Barberena Vega, en el fraccionamiento Municipio Libre y abordó un taxi color blanco para retirarse con rumbo desconocido. Cuando se reportó su desaparición se proporcionó el nombre de Jesús, de 57 años.