El Heraldo de Aguascalientes

Cada vez se obtiene el agua a más profundidad

Con una perforación profunda superior a los 450 metros y la sobreexplotación del manto acuífero, el agua potable que se comienza a consumir en todo el estado de Aguascalientes es –fosilizada–, lo que significa que contienen metales pesados, y ningún habitante puede hacer caso omiso de esta realidad, que exige instrumentar medidas de optimización del recurso hidráulico en los ámbitos urbano y rural.
Al denunciar lo anterior, el director local de la Conagua, Salvador Gaytán Rangel aseveró que actualmente se extrae un volumen de 500 millones de metros cúbicos, tan sólo de los concesionados por esta Comisión, además de la extracción clandestina que sucede en la actualidad, pero la recarga es aproximadamente la mitad, lo que evidencia el abatimiento de los mantos acuíferos estatales.
Para contener el consumo de agua fosilizada, dijo que se requiere la instrumentación de una política que genere un equilibrio en el manto acuífero y requiere de la colaboración ineludible de todos los actores que la consumen en el uso comercial, industrial, agrícola, ganadero y doméstico.
Es indispensable avanzar que las aguas tratadas reciban un tratamiento adicional para que sean canalizadas para el riego agrícola, y con esta medida se evitaría que el 80% del agua de pozo que se extrae actualmente del manto acuífero se destine a otros usos y se permita que regrese el vital líquido al subsuelo.
Salvador Gaytán Rangel advirtió que no existe ninguna estrategia mágica, será el cúmulo de diversas estrategias y responsabilidades que deben asumir los distintos actores de la sociedad, a fin de lograr un equilibrio y la reposición del manto acuífero.
El director local de la Conagua apuntó que actualmente tienen concesionados por pozos la extracción superior a 500 millones de metros cúbicos, pero habría que sumarle todo ese líquido que se extrae de manera clandestina en el estado.
Gaytán Rangel precisó que en el uso agrícola, la pérdida del agua es del 70% al no utilizar eficientes sistemas de riego, si se logra instrumentar la técnica del riego por goteo se utilizaría sólo el 30% del vital liquido que se consume en la actualidad y con mejores resultados.
De la cantidad de agua que se extrae del manto acuífero, el 80% se canaliza al uso agrícola.
Los costos por la extracción del agua para uso doméstico, industrial o agrícola continúan encareciéndose, pero existen otros pendientes como la sobreexplotación del manto acuífero, y ya se extraen aguas fósiles que tienen metales pesados, cuya realidad alcanza a todo el estado y no sólo a una región como Calvillo u otros municipios del interior.
Ante ello urge adoptar medidas preventivas para contener la sobreexplotación y propiciar un equilibrio del mismo, ya que resulta muy costoso quitarle los metales pesados al agua fosilizada apta para consumo humano. Al extraer el agua a gran velocidad o lento arrasa con las sales vigentes en el manto acuífero y se contamina de metales pesados, puntualizó.