Esta semana por fin regresará el baloncesto más atractivo del mundo, ya que a partir del próximo viernes, la pretemporada de la NBA comenzará con grandes duelos que a pesar de ser amistosos, llegan a generar bastante impacto en los aficionados del basquetbol estadounidense.
En la misma semana en la que culmina la fase regular de las Ligas Mayores de Beisbol, así como la mitad de la temporada de la NFL, el baloncesto americano también se une a la actividad deportiva de Estados Unidos, siendo octubre el mes más apasionante a nivel atlético en la unión americana.
A pocos días de que arranque este espectáculo ráfaga, los equipos ya comienzan a prepar su debut en esta temporada 2018-2019, y es que en los últimos meses, ha habido grandes cambios en los equipos que han generado una impaciencia por que ya arranque la liga de basquetbol más importante del orbe.
El cambio más sonado es sin duda alguna el de LeBron James, quien ansía ya poder debutar con su nuevo equipo en el Staples Arena de Los Ángeles, el cual podría ser este mismo domingo ante los Nuggets de Denver.
El rey LeBron, ha roto su paso por el equipo de sus amores, Cavaliers de Cleveland, para tratar de levantar al gigante de Lakers ante la revelación generacional de los Celtics de Boston.
Por parte de Boston, Kyrie Irving ya se encuentra listo para poder tener actividad sobre la duela, luego de la lesión que lo dejó fuera en la post temporada pasada, luciendo un nuevo ‘look’ con el cabello más largo al estilo de los basquetbolistas de época.
Precisamente el cuadro de Celtics será el encargado de abrir esta pretemporada de NBA al enfrentar a los Hornets a domicilio; la espera por ver una vez más la dupla de Tatum e Irving en la cancha por fin ha terminado.
Otros cambios radicales se los llevó el equipo de San Antonio Spurs, ya que además de contar con su nuevo jugador DeMar DeRozan y Dejounte Murray, esta será la primera temporada en la que no estén Manu Ginóbili, Tony Parker y Kawhi Leonard, quien ya se alista con los Raptors de Toronto.