Durante los primeros cinco meses del año, un total de dos mil ciento cincuenta y nueve parejas residentes en el estado decidieron poner fin al matrimonio, al solicitar ante juzgados familiares proceder con el divorcio incausado.

La cifra significa que en la entidad cada día natural hay catorce parejas que demandan el fin de su unión matrimonial, como vía para resolver o dar fin a una serie de diferencias que consideran irreconciliables.

El total de casos acumulados hasta mayo corresponde a expedientes presentados solamente este año y es inferior en 141 casos, respecto del mismo periodo del año pasado, cuando el número ya había alcanzado los 2 mil 300 juicios de divorcio, según consta en las estadísticas actualizadas del Poder Judicial del Estado.

De acuerdo al reporte, el tema del divorcio y los procedimientos especiales que se desprenden del fin de matrimonios, significan casi dos terceras partes de la carga de trabajo de los juzgados familiares, en ambos años.

En 2017, la suma de separaciones matrimoniales por la vía legal y de procedimientos especiales familiares, es decir, convenios de convivencia con los hijos, pensión alimentaria, custodia y demás, acumuló 3 mil 265 asuntos nuevos y que significaron el 64.93% del total de asuntos iniciados en ese lapso en la materia familiar.

En tanto que en los primeros cinco meses del 2018, ambos trámites sumaron un total de 3 mil 156 asuntos llevados a tribunales familiares y significaron el 64.1% de la carga laboral en esa primera instancia.

El reporte estadístico que emite el Poder Judicial del Estado muestra además que los juicios denominados Único Civil Familiar representan el tercer tema en orden de importancia con un total de 536 casos, equivalentes al 10.89% de los expedientes acumulados.

Enseguida destacan los juicios sucesorios intestamentarios con un total de 516 trámites de reciente promoción en este 2018 y que significan el 10.48% del total de asuntos en trámite ante los jueces de la materia familiar.

En otros rubros, los juzgados han conocido este año un total de 33 medios preparatorios nuevos; iniciaron 534 jurisdicciones voluntarias y 149 juicios sucesorios testamentarios.