Maria Belen Rodriguez Chavez 
Agencia Reforma

CDMX.- Para impulsar la recaudación, el nuevo Gobierno establecerá mayores castigos a los contribuyentes incumplidos, señaló el futuro Subsecretario de Hacienda, Arturo Herrera.
Según dijo, esto irá acompañado de menos fiscalizaciones, las cuales se realizarán a través de un sistema basado en riesgos.
“No va a haber tantas auditorías, pero la penalidad, si se encuentra un incumplimiento, van a ser mucho más alta”, dijo tras reunirse con el gabinete y el Presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, para revisar el plan de austeridad.
De acuerdo con el futuro funcionario, para incentivar el pago de impuestos, se llevarán acabo tres acciones clave: la fiscalización basada en riesgos, mayor transparencia en el gasto para generar confianza y mayores castigos a los incumplidos.
Señaló que hay teorías que plantean que parte del incumplimiento se debe a que los contribuyentes no confían en que las autoridades usen de forma apropiada sus recursos.
“Va a ser mucho mas transparente el lado del gasto para asegurarle a la gente que sus impuestos van a estar siendo bien utilizados”, aseguró.
Asimismo, añadió que no se planea ningún tipo de amnistía fiscal en ningún momento del sexenio que está por comenzar, pero recordó que tampoco habrá mayores impuestos.
“No va a haber más impuestos, pero la gente tiene que pagar los que hay”, refirió.
Sobre la planeación del próximo presupuesto, explicó que aunque aún se está trabajando en la cifra estimada de ingresos, pues se tendrá un superávit primario de 0.8 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB), como se ha mencionado previamente.
Herrera agregó que los ajustes en el gasto serán por resignaciones a programas nuevos que sustituirán a otros, lo que constituye un cambio radical y busca la consolidación fiscal de periodos anteriores.