José Vargas llegó a los Rieleros la temporada 2017 ante la expectativa de la afición pues no había un referente sobre su nivel en nuestro país, el espigado infielder comenzó a ganarse la admiración de los aficionados hasta volverse un referente del equipo después de los 83 juegos en los que defendió la antesala del equipo de casa.
Luego de una semana en el campo de entrenamiento, Vargas ha percibido ya un equipo diferente al de la temporada pasada, con jugadores que llegan a complementar el roster y que le da una perspectiva mejor antes de arrancar el calendario regular.
“Siento un equipo diferente al del año pasado, un equipo con jugadores de poder y que tiene velocidad, apenas una semana aquí y creo que estamos muy redondeados en todas las filas, ahora estamos listos para empezar a afrontar los juegos de pretemporada, que van a ser muy importantes, porque el manager puede comenzar a hacer sus ajustes y a darse una idea de cómo ir formando al equipo para la temporada”, dijo el de Ventura, California.
La nueva cara de los Rieleros entusiasma a José Vargas para trascender más allá de lo que logró llegar la novena en su regreso a la postemporada.
“La diferencia con el equipo de este año es que ahora tenemos un equipo con más fuerza en el bate, que se necesita en la zona norte, varios de los jugadores que han llegado son elementos de calidad y jugadores que yo he tenido oportunidad o de jugar en su contra o en sus mismos equipos y sé que van a aportar mucho, por lo que ahora es muy importante que aprovechen estos juegos que vamos a iniciar para que estén listos para el inicio de la temporada”, dijo confiado.
Vargas es consciente que en una temporada, pero más en el play off, la profundidad del pitcheo es fundamental cuando un equipo busca el título y con la nueva versión de los Rieleros, se espera mejorar los logros obtenidos en 2017.
“Eso fue lo que faltó la temporada pasada, al llegar al play off y enfrentar a Tijuana, pudimos ver que su profundidad en el pitcheo era mejor que la de nosotros, nosotros tuvimos muchas oportunidades pero al final las lesiones de nuestros lanzadores estelares nos costó el quedar eliminados; ahora, con mayor profundidad en ese departamento, las cosas lucen diferentes”, aseguró.
El 2017 fue un gran año para José Vargas, en México con los Rieleros tuvo porcentaje de .290 con 83 hits, 13 dobletes, un triple y 23 carreras empujadas. En el invierno en Venezuela, con los Tigres de Aragua, terminó como líder de carreras impulsadas con 53, además de que pegó 17 cuadrangulares en 55 juegos, lo que le dio el título de producidas en la difícil liga venezolana.
“Personalmente estoy orgulloso de lo que pude lograr, tanto en México como en Venezuela, pero al final lo que importa es ganar, es lograr un campeonato, en Rieleros quedamos en el camino contra Toros y en Venezuela con los Tigres de Aragua nos quedamos en el camino en el primer play off y eso te deja un tanto incompleto, aunque uno siempre se siente bien cuando las cosas salen bien y ayudas al equipo, pero no te sientes completo si no ganas el campeonato, eso es lo importante”, aseguró.
Y fue claro en decir: “Ahora el equipo está redondeado y además hay dos torneos ahora en la Liga Mexicana, así que hay más chance de ganar”.
Finalmente, José Vargas se dijo muy cómodo y agradecido de regresar a los Rieleros de Aguascalientes, en donde los aficionados lo han recibido con los brazos abiertos y siempre apoyándolo.
“Yo me siento muy cobijado por la afición de Rieleros de Aguascalientes, me han tratado muy bien y por ello es que yo trato de ser amable con ellos cuando se acercan después del juego, yo siempre estoy dispuesto a tomarme una fotografía o a dar un autógrafo a cualquier aficionado que se acerque”, finalizó. (Gabriel Castañeda).