Este sábado arranca la Profeco su Programa de Verificación y Vigilancia de las Fiestas Patrias 2018, que se extenderá hasta el 16 de septiembre, donde se vigilará que los diversos establecimientos y prestadores de servicio no abusen de los consumidores y cumplan con lo que establecen las Normas Oficiales Mexicanas, destacó su titular, Alberto Gómez Velasco.
Detalló que el operativo incluye la revisión de hoteles, establecimientos de venta de vinos y licores, restaurantes, tiendas de autoservicio, bares, cantinas, estacionamientos públicos, tiendas de conveniencia, de prendas de vestir, entre otros.
Asimismo, señaló que el operativo se apoya con 7 verificadores que ya tienen asignados los lugares, donde la revisión será para corroborar que cuentan con los precios y tarifas a la vista del público, que se respeten los mismos, que las promociones que tienen se hagan efectivas, así como la debida entrega de comprobantes sin que haya costos adicionales.
“Vamos a hacer una labor de colocación de preciadores, sobre todo con los puestos ambulantes en las calles de venta de banderitas y artículos alusivos a las fiestas patrias, para que el consumidor esté informado del costo de los mismos”.
En cuanto a los restaurantes, bares y antros, dijo que también han pedido a los dueños de establecimientos que no se incluyan las propinas en las facturas, toda vez que ésta es un aspecto voluntario del consumidor, con base en el servicio que el mesero o el prestador brinda; además de que los términos y condiciones de los acuerdos que lleguen con los proveedores, se respeten y las garantías sean de 90 días.
Gómez Velasco apuntó que en este operativo darán un especial énfasis al tema de la no discriminación, es decir que no se llegue a prestar el servicio a determinada gente por sus condiciones de género, preferencia sexual, de raza y que no haya tampoco una selección de clientela, o que se reserven el derecho de admisión.
“Ya tuvimos un encuentro con el presidente de la Canirac y nos vamos a reunir el próximo lunes con antreros y dueños de bares, porque les vamos a mandar todos estos criterios a sus agremiados, como ya lo hemos hecho en otras ocasiones y así no haya sorpresas”.
Finalmente, reiteró que aquellos que incumplan con las disposiciones de la Ley Federal de Protección al Consumidor se harán acreedores a suspensiones o a la inmovilización de instrumentos de medición o de productos.