Daniel Santiago
Agencia Reforma

GUADALUPE, NL.-Al iniciar los trabajos de una ampliación que proyecta más habitaciones y áreas de convivencia con familiares y visitas, el Asilo Luis Elizondo, A.C., en Guadalupe, dio un paso más en el crecimiento que ha tenido durante sus casi 63 años, que cumplirá en agosto.
En México, la población de adultos mayores es cada vez mayor, por lo que estos espacios se hacen cada vez necesarios. María Amelia de la Garza Cadena, presidenta del consejo de la casa de retiro, llamó en entrevista a borrar los tabúes que existen alrededor de los asilos.
«Esa idea de que es como ‘aventarlo’ en un asilo es bien importante que no exista», señaló de la Garza Cadena en entrevista, «porque es mucho más importante que el adulto mayor tenga cubiertas sus necesidades reales, su parte emocional, su parte física, de movilidad, buena alimentación, buenos cuidados.
«Eso es bien importante para una persona mayor, para que pueda vivir más años y que los años que le queden sean años de buena calidad de vida. No decir: ‘qué bárbaro, lo puso en un asilo’, ¿cuál bárbaro? Está viendo por el bien de la persona, es mejor que esté así a que lo dejen encerrado con llave porque los familiares tienen que ir a trabajar».
Para verificar la calidad de los asilos, el DIF del Estado realiza una verificación. También hay certificaciones de los servicios, señaló la presidenta del consejo.
El proyecto arquitectónico arrancado el martes busca dar mayor comodidad, aumentar su capacidad de 100 a 136 lugares, crecer en espacios recreativos, así como poner en la mirada de sus residentes la paz y la tranquilidad que brindan las áreas verdes de un jardín central coronado por el gran encino del lugar.
«Actualmente tenemos 98 residentes, la mayoría mujeres. Tenemos como un 30 por ciento más o menos de personas que son dependientes totalmente porque ya están en edad muy avanzada», dijo De la Garza Cadena.
Con ella estuvieron en el arranque de las obras integrantes del consejo como Óscar Elizondo González, Ricardo Guerra Sepúlveda y Eduardo Azcúnaga Rodarte.
En la temporada navideña las visitas aumentan al asilo, pero las puertas están abiertas todo el año para quienes quieran convivir con los residentes, sobre todo con quienes generalmente no tienen visitas frecuentes.
Para este nuevo proyecto, la ayuda económica es bienvenida, dijo De la Garza Cadena. El teléfono es 8354-9272.

ASÍ LO DIJO
«Esa idea de que es como ‘aventarlo’ en un asilo es bien importante que no exista porque es mucho más importante que el adulto mayor tenga cubiertas sus necesidades reales, su parte emocional, su parte física, de movilidad, buena alimentación, buenos cuidados».
María Amelia de la Garza Cadena, presidenta del consejo del Asilo Luis Elizondo, A.C