César Daniel Martínez Cisneros 
Agencia Reforma

Cd. de México, México 19-Feb-2018 .-La Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) busca pagar mediante una aseguradora privada la indemnización por los 13 fallecidos que el viernes dejó el desplome de un helicóptero en Jamiltepec, Oaxaca, lo que preocupa al presidente municipal.
En entrevista telefónica, el Edil Efraín de la Cruz señaló que se reunió con un ajustador de Inbursa para agilizar los trámites, aunque advirtió que ellos siempre defienden los intereses de las empresas.
“Si yo contrato los servicios de la aseguradora, estoy pagando para que en un momento dado pague la reparación de daños totales, pero pues muchas aseguradoras tienen esa gran virtud de defender con uñas y dientes cada peso que le hace alta a los familiares”, planteó.
“Entonces, en ese sentido, vamos a estar al pendiente, por la mala experiencia que hemos encontrado con las aseguradoras”.
De la Cruz explicó que los deudos siguen rezando a sus difuntos, por lo que aún no han podido platicar entre ellos los términos que aceptarán, pero una vez que lleguen a ese acuerdo lo compararán con lo que plantee la compañía.
“El acuerdo que hemos tomado, junto con los familiares, es que vamos a analizar qué es lo que ellos están cubriendo, y a partir de ahí se estaría valorando y tomando una decisión”, agregó.
“Entonces, una cantidad (monetaria) para reparación de daños (materiales) no es suficiente para garantizarle (a los menores que quedaron huérfanos) una carrera profesional y que puedan valerse por sí mismos en este País tan complicado que tenemos”.
El ajustador, que llegó a evaluar los daños materiales y a explicar los documentos que necesitará para liberar la indemnización, también se reunió con el general del Ejército encargado de la atención del caso y con una representante de las víctimas.
Reveló que el Ejército ya hizo llegar una cantidad de dinero a los familiares de quienes fallecieron, además de estar todo el tiempo en comunicación con ellos e iniciar con la remoción de escombros de las 15 viviendas colapsadas por el sismo de magnitud 7.2.
Sin embargo, actualmente el DIF de Oaxaca y el Secretario General del Gobierno estatal sufraga los principales gastos, tanto de quienes perdieron a un familiar, como de los traslados y medicamentos de los heridos.
Además de que la Marina realizó traslados aéreos de algunos lesionados a hospitales y también han recibido otro tipo de ayuda por parte de la Cruz Roja Mexicana, el IMSS y la Secretaría de Desarrollo Social.
El presidente municipal de Santiago Jamiltepec detalló que los 13 fallecidos corresponden a seis familias, mientras que 14 heridos permanecen en nosocomios como el Hospital General Dr. Aurelio Valdivieso, el Hospital de la Niñez, el Hospital Presidente Benito Juárez y otros de Huatulco y Acapulco.