Con la ocurrencia superior de treinta robos a planteles educativos en las vacaciones de verano, el Instituto de Educación de Aguascalientes emprende la estrategia piloto de la instalación de cámaras ocultas y de alta definición en una docena de escuelas, con la posibilidad de multiplicarlas más adelante, en protección de los bienes y seguridad escolar.
El director del IEA, Raúl Silva Perezchica, señaló que otra alternativa a desarrollar es recurrir a la buena voluntad de las personas que habitan en las diversas comunidades escolares para que se sumen a la vigilancia a cambio de un apoyo económico, no tanto como trabajo, sino como una medida de protección a la escuela.
A partir del conteo de las escuelas afectadas durante este verano, aseveró que la incidencia de sustracción de bienes fue alta para las escuelas de Aguascalientes, motivo por el cual las afectaciones hacen justificable que se inviertan recursos en la instalación de las cámaras ocultas y acceder a más vigilancia presencial en esos establecimientos.
Agregó que el proyecto del Instituto de Educación es la colocación de cámaras ocultas conectadas directamente con el C4, así como se prevé la instalación de alarmas que podrían funcionar a control remoto, pero en aquellos lugares donde existe ya descaro por parte de los infractores de la ley se pondría la vigilancia directamente con seres humanos.
El titular del IEA recomendó a las personas de las escuelas que por alguna razón estén cuando suceda un robo, para nada deben exponer su integridad física, únicamente hay que limitarse a hacer la denuncia al Instituto de Educación y a las corporaciones policiacas.
“Los materiales que se más sustraen son los electrónicos. El equipo jurídico del IEA ya se encuentra en el proceso de presentación de denuncias para apoyar a la treintena de escuelas que salieron afectadas en este periodo vacacional de julio y agosto”, concluyó.