Isabella González
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- La Secretaría de Educación Pública (SEP) busca una estrategia para preparar a los estudiantes mexicanos que a principios de abril presentarán la prueba PISA 2018.
La última vez que se realizó el examen, en 2015, los resultados de México demostraron que los alumnos que concluyen secundaria tienen un rezago en habilidades matemáticas de casi tres años, comparado con el promedio de los 34 países miembros de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE).
Además, el desfase en ciencia y lectura, es de dos años.
“Hay un planteamiento que les queremos proponer, que es hacer una estrategia muy rápida, muy focalizada y muy efectiva de preparación para la próxima presentación de la prueba PISA que deberá ocurrir en los primeros días de abril”, explicó el Secretario de Educación Pública, Otto Granados, aunque no detalló en qué consiste.
“Lo que queremos es que nuestros estudiantes tengan los mejores resultados posibles”, añadió en el marco de la 40 Reunión Nacional Plenaria Ordinaria del Consejo Nacional de Autoridades Educativas.
De acuerdo con fuentes educativas, parte de la estrategia consiste en que la participación en la prueba le cuente a los alumnos en el porcentaje de sus calificaciones.
Hace tres años, México obtuvo 416 puntos en ciencias, 423 en lectura y 408 en matemáticas, cuando el promedio de la OCDE es de 493 puntos en las dos primeras asignaturas, y 490 para la última.
“Al final del día, es un tema de la mayor importancia, independientemente de las críticas de carácter técnico que hay en otras partes del mundo”, expresó.
En reunión con autoridades educativas de todos los estados del país, el funcionario federal detalló que el curso contempla dos componentes, uno de capacitación y otro de motivación.
Granados Roldán también habló sobre los resultados de Planea para jóvenes de tercero de secundaria que el Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación (INEE) dio a conocer la semana pasada, y en los que se vio reflejado que los estudiantes no alcanzaron el mínimo indispensable en los conocimientos y habilidades previstos para secundaria.
“Los resultados de Planea son muy interesantes, plantea nuevos hallazgos, nuevas áreas de oportunidad e intervenciones que tienen que ver con gestión estatal y gestión escolar”, manifestó.
Para el funcionario, hay estados en los que se explican los resultados insatisfactorios por el contexto social y económico, pero hay otras entidades donde no se explican los malos resultados.
“En estados donde el resto del entorno social o económico no es lo más adecuado, es más coherente, más explicable que tengan resultados insatisfactorios”, dijo.
“Pero hay algunos que no tuvieron resultados satisfactorios y que tienen buenas condiciones como el crecimiento, el incremento per capita”, agregó.
En otro orden, Granados llamó a las autoridades educativas locales dejar en orden y en transparencia las cuentas en los estados que este año tendrán elecciones gubernamentales.
“Hay nueve entidades que tienen proceso electoral este año, que tienen fin de gobierno y el mensaje aquí es que dejemos todas las cosas totalmente ordenadas y transparentes”, expuso.
Tras la inauguración de la sesión del Consejo Nacional de Autoridades Educativas, el secretario y sus homólogos estatales se reunieron a puerta cerrada para desahogar la agenda.