Víctor Fuentes
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-El Gobierno convocó a una licitación inédita para la contratación consolidada de entre 12 y 15 mil elementos para seguridad y vigilancia de todas las instalaciones de la Administración Pública federal durante 16 meses.
La Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) está a cargo de la licitación publicada el 29 de julio y que será fallada el 23 de agosto, con la advertencia de que «la contratación será por partida completa a un solo licitante».
El concurso abarca 22 partidas: 11 para elementos armados y 11 para elementos sin armas, a su vez repartidos en turnos de 12 por 12 y 24 por 24 horas y siete regiones que agrupan varios estados, salvo la Ciudad de México, que se divide en cinco zonas.
Las empresas o consorcios ganadores tendrán que vigilar 2 mil 937 edificios, oficinas, unidades, delegaciones, sucursales y hospitales de todas las Secretarías de Estado –salvo Seguridad Pública, Defensa y Marina–, organismos descentralizados, Presidencia de la República, Banco del Bienestar y el ISSSTE.
Esta modalidad rompe de manera radical con el esquema tradicional de contratación de servicios de seguridad, que se realiza de manera fragmentada, no solo por cada dependencia, sino incluso por cada delegación al interior del país.
La mayoría de estos contratos son ganados por empresas locales pequeñas y medianas, que en muchos casos no tendrán capacidad para ofrecer un servicio de la magnitud solicitada por SCT.
Incluso el Servicio de Protección Federal (SPF) del propio Gobierno, que se dedica a este tipo de tareas y podría concursar por el contrato, solo cuenta con unos 4 mil elementos, que no alcanzan ni para cubrir las cinco zonas de la Ciudad de México.