Alfredo González
Agencia Reforma

La Cámara Nacional de la Industria del Hierro y del Acero (Canacero) exhortó al Gobierno a imponer aranceles a productos de acero a países con los que México no tiene tratados comerciales.
“(Pedimos) evitar que México sirva como un puente de triangulación de importaciones desleales de productos de acero de terceros países a Estados Unidos, con medidas espejo a las adoptadas por nuestro principal socio”, señaló en un comunicado, en referencia al anuncio del jueves de Donald Trump de imponer un arancel global de 25 por ciento al acero, con excepción de México y Canadá, por el momento.
La Canacero también solicitó acciones para detener la potencial oleada de importaciones desleales que buscarán colocarse en México, ante las barreras arancelarias para ingresar a la Unión Americana.
“Al igual que la industria siderúrgica de Estados Unidos y Canadá, la industria siderúrgica mexicana comparte la problemática de la sobrecapacidad mundial e importaciones bajo prácticas desleales, lo cual se debe seguir combatiendo conjuntamente”, expuso.
Juan Antonio Reboulen Bernal, director de relaciones institucionales de Deacero, dijo que un monto de 15 mil millones de dólares de inversión de la siderurgia nacional estarían en peligro, si México tarda en aplicar aranceles de 25 por ciento a las importaciones de aceros similares a las que aplicará Estados Unidos.
“La mayoría de estas inversiones son para cumplir con normas ambientales que nos exige nuestro Gobierno y que incumplen la mayoría de los países que compiten de manera desleal y con los que México no tiene tratados de libre comercio”, enfatizó.
El directivo señaló que otra parte de las inversiones es para fabricar aceros de mayor valor agregado.
Indicó que el arancel que ya firmó Trump se presenta a unos días de que venza el arancel temporal que México aplica a las importaciones de acero provenientes de países con los que no tiene tratados de libre comercio.
“Es una oportunidad de renovar en abril que venza el arancel temporal de 15 por ciento que México adoptó con revisiones semestrales desde octubre del 2015 contra países con los que no tiene tratados de libre comercio”.
Refirió que conforme a las reglas de la Organización Mundial de Comercio (OMC), México puede incluso aplicar aranceles de hasta 35 por ciento, pero lo que lo conveniente sería que sea de la misma proporción al que adoptó Estados Unidos.
Sin embargo, advirtió que la adopción de la medida contra México debe estar desvinculada de la negociación del TLCAN para evitar una confrontación de sectores.