Jorge Ricardo Nicolás
Agencia Reforma

Cd. de México, México.-La diputada federal de Morena, Lorena Villavicencio, propuso incluir en la Ley General de Salud la obligación del Gobierno de prestar el servicio de interrupción del embarazo en todo el País.

La integrante de las comisiones de Derechos Humanos y de Justicia planteó ante la Comisión Permanente del Congreso agregar un artículo 61 Ter a dicha ley para establecer que el Sistema Nacional de Salud deberá implementar acciones para proceder a la interrupción del embarazo de forma universal, gratuita y en condiciones de calidad, cuando la interesada lo solicite y se encuentre en las primeras 12 semanas de gestación.

Según su iniciativa, descrita en un comunicado de su bancada, las instituciones del Sector Salud deberán proceder a la interrupción del embarazo en un plazo no menor a cinco días naturales posteriores a la solicitud por escrito de la mujer interesada, siempre que se satisfagan las disposiciones legales aplicables.

Las instituciones deberán proveer asesoría médica oportuna acerca del procedimiento de interrupción del embarazo y también opciones como la adopción o la asistencia social.

Villavicencio, diputada por la Ciudad de México, indicó que la mortalidad materna asociada al aborto es un problema de salud pública debido a que está penalizado en la mayor parte del País.

«La interrupción del embarazo es también un problema de salud pública, que genera una serie de complicaciones a pacientes y médicos, quienes, en la clandestinidad, mueren o ejercen su profesión sin recursos legales. Criminalizar el aborto sólo conducirá a una mayor tasa de mujeres que mueran por practicarlo», afirmó la diputada.