Ante la demanda de donación de terrenos para servicios educativos, religiosos, sanitarios y áreas verdes, el secretario de Desarrollo Urbano del Municipio de Aguascalientes, Jaime Gallo Camacho, adelantó que se trabaja desde hace tres meses de manera interinstitucional para generar nuevos espacios públicos y una de las opciones es la demolición de edificios deshabitados por diversas situaciones.
Hoy en día, el 48% de la población del municipio capital se concentra en la zona oriente de la ciudad, y ahí sólo está el 8% del equipamiento público, motivo por el cual se trabaja en la identificación de predios disponibles y negociando con los propietarios, así como en la identificación de manzanas con casas que difícilmente serán ocupadas.
De acuerdo al análisis, dijo que sí existen terrenos y la mayoría se encuentran ubicados en el extremo oriente o nororiente, donde la Sedum ha expresado al Instituto de Educación que no necesariamente es construir más escuelas en aquel lugar, sino que se recurran a otras alternativas como aprovechar planteles desocupados y utilizar transporte público escolar.
“Sería más sustentable que una unidad de transporte público escolar vaya cada día a una colonia para levantar a los niños, evitando que los papás usen su automóvil. Esta estrategia se aplica en otras entidades con buenos resultados como Puebla, Hermosillo y Sonora, lo cual implica inversiones en unidades y que se garanticen las condiciones de seguridad de niños, los papás y los maestros”.
Lo importante no es desarrollar infraestructura que al tiempo se sabe quedará obsoleta y más si se sabe que el avance tecnológico educativo crecerá y con ello gradualmente disminuirán los factores presenciales, siempre con el acompañamiento de un maestro.
“Por esa razón se necesita hacer un replanteamiento del actual modelo de construcción de más y más escuelas, porque implican grandes inversiones y sobre todo porque en la zona centro y sur cuentan con espacios educativos desocupados y que tienen todo el equipamiento alrededor”.
Desde hace tres meses, cada quince días se reúne la Coordinación Estatal de Proyectos, el Instituto de Educación, la Coordinación de Movilidad, la Secretaría de Gestión Urbanística, el Instituto de Vivienda, el Instituto Municipal de Planeación y la Secretaría de Desarrollo Urbano para verificar estas necesidades de dotar de los espacios para el equipamiento en todos los rubros.
“Hoy en día, el 70% del equipamiento urbano se ubica dentro del primer anillo de circunvalación hacia la zona centro por las condiciones propias de la ciudad, y en la medida de que esta se expandió, en la zona oriente no se consideraron las necesidades de crecimiento en parques, escuelas, hospitales, notarías u oficinas públicas de todo tipo”, concluyó.