Ramón Estrada / Agencia Reforma

GUADALAJARA, Jal.- En medio de la nueva crisis que vive su equipo, Matías Almeyda, técnico del Guadalajara, finalmente aceptó que requiere la ayuda de un asesor directivo al que próximamente nombrará para tenerle cerca.

“Yo estoy desde hace rato y ya lo hablé con Jorge, y si, estoy analizando la posibilidad de tener a una persona que me pueda ayudar. Ya me he reunido con algunos (candidatos), pero bueno, la decisión también debe ser fría, tampoco ahora porque vamos perdiendo tenemos que traer a alguien rápido porque así no se va a solucionar nada, esto es pensando más a futuro y esa posibilidad existe y ya estamos muy cerca de concretar eso”, reveló el pastor rojiblanco.

El último directivo de pantalón largo cercano al equipo fue Jaime Ordiales, quien fungió como director deportivo durante ocho meses, al ser nombrado semanas después de la llegada al timón del “Pelado” en 2015, pero fue despedido en junio del 2016.

“Tiene que ser alguien con perfil de Chivas, alguien que haya estado aquí, alguien que sea reconocido por la gente y alguien que no quiera ser entrenador, eso va a ser fundamental”, agregó Almeyda entre risas.

Ordiales había externado en algunas oportunidades que en el futuro deseaba volver a dirigir, sin embargo, hoy trabaja ya como Presidente deportivo del Querétaro.

Aunque Almeyda había sido nombrado manager deportivo general la institución en julio del 2016, ahora el “Pelado” reconoció que necesita de alguien que esté detrás de él, que tenga otra visión y que le ayude en situaciones de contratos con jugadores, en la elección de refuerzos y de corrección del equipo.

Además tendrá que ser alguien con pasado rojiblanco.

“No se si llamarlo director deportivo, pero alguien que esté cerca mío, que podamos hablar y que sea parte también de nuestro cuerpo técnico, pero estamos buscando a una persona que sea del riñón de Chivas, ya prácticamente lo tengo, pero falta un poquito”, detalló Almeyda.