Gustavo García Olguin 
Agencia Reforma

CDMX.- El Senado de la República buscará llevar a Rosario Robles al banquillo por el desvío de mil 900 millones de pesos durante sus gestiones al frente de Sedesol y Sedatu y por el saqueo de 700 millones en efectivo.

La bancada de Morena en la Cámara alta prepara la creación de una comisión que investigue dichos desvíos, además de que pretende llevarla ante la PGR.

Mediante un punto de acuerdo, que será sometido hoy al pleno, el presidente de la Junta de Coordinación Política, Ricardo Monreal, propondrá la comparecencia de la ex perredista, actual titular de la Sedatu, así como de Eviel Pérez, de la Sedesol.

También propone que la PGR presente un informe sobre las investigaciones, en un plazo de 10 días.

Muna Dora Buchahin, ex titular de Auditoría Forense de la ASF, consideró que el saqueo ocurrió ante la omisión de autoridades.

“No se hicieron las investigaciones por parte de las autoridades en materia penal, ni fiscal, ni el seguimiento del dinero por parte de la Unidad de Inteligencia Financiera”, explicó, en entrevista.

Román Meyer, el próximo titular de la Sedatu, ofreció transparentar toda la información de la gestión de Robles obtenida durante el proceso de transición.