Busca Edith Encalada frenar película sobre su vida

CDMX.- Edith Encalada, víctima de pederastia y pornografía infantil, cuyos testimonios aparecen en el libro de Lydia Cacho “Los Demonios del Edén”, pide que se frene la filmación de la película basada en la publicación.
Encalada solicitará medidas cautelares para que no se realice el filme que estará producido por Cacho, Bertha Navarro, Guillermo del Toro y Alfonso Cuarón.
“Los detalles del documento los está elaborando mi abogado, pero la solicitud es que no se use de nueva cuenta mi testimonio y mi vida privada en la película, que no se proyecte en los cines”, dijo Encalada en entrevista telefónica.
La afectada explicó que primero será ante las autoridades mexicanas, pero si es necesario pedirá la ayuda de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos.
En 2006 demandó por daño moral a la periodista y a la editorial Random House por hacer pública su historia, de manera presuntamente ilegal, tras ser víctima de Jean Succar Kuri, acusado de prostitución de menores.
No obstante, en 2013, la Suprema Corte de Justicia de la Nación aceptó el amparo de los demandados para evadir la sentencia, por lo que ahora Encalada quiere iniciar un proceso también contra el Estado Mexicano.
“Esto (el filme) lo está haciendo con dolo porque todavía me queda esa instancia, que es la Comisión Interamericana, para que México reconozca que se violaron mis derechos”, agregó.
Un atentando contra su dolor, su intimidad y una barbarie, así calificó los planes de llevar a la pantalla grande la historia contada en el libro de Cacho.
Asesorada por Juan Manuel Estrada, nominado al Premio Nobel de La Paz 2018, la ahora cantante sostiene que la quieren revictimizar y que no sería suficiente con que no mencionaran su nombre.
“Qué van a decir si todo el libro son testimoniales, no le encuentro un sentido al desarrollo de la obra sin lo que dije, que es lo fundamental. Si Lydia Cacho no me hubiera conocido, ella no existiría. ¡Así de sencillo!”.
Por eso desearía que Del Toro y Cuarón la escucharan antes de tomar una decisión definitiva con respecto al rodaje de la cinta.
“No tengo sus contactos, lo que sí he externado es que haría un llamado para que mi testimonio sea escuchado y que estos grandes cineastas no tienen por qué entrar abruptamente a mi vida privada”. (Fidel Orantes/Agencia Reforma)

¡Participa con tu opinión!